viernes, 19 de enero de 2018

Un programa de conversos

The Journey Home es un programa de ETWN, una cadena católica, católica en todos los sentidos de la palabra, hasta el punto de que se le podría criticar sólo eso, el ser hasta demasiado católica (justo lo contrario de lo que pasa aquí).
Llevan ya veinte años y los programas que he visto (están todos en su canal de youtube) me han gustado mucho (dejando aparte la estética, muy mejorable, pero que parece no importarles), siendo un género difícil, el de que alguien cuente su conversión al catolicismo en un programa de una hora.
Hay conversos de todas clases y procedentes de todo tipo de religiones o ateísmos varios. Los hay entusiastas y hasta hay alguno sin ninguna emoción, como Nadia Mitchell, que me impresionó mucho.

Si entendéis el inglés, adelante:



jueves, 18 de enero de 2018

Peligros de las lecturas alegoristas

Brideshead es una novela sobre algo concreto. Así lo describía Waugh en una cita que tomo de un artículo interesantísimo (que leí gracias al excelente blog de la Evelyn Waugh Society) sobre cómo la fue corrigiendo con los años:
intento de delinear la actuación de Dios en un mundo pagano, en las vidas de una familia católica inglesa mediopaganizada, en el mundo de 1923-1939 («an attempt to trace the workings of the divine purpose in a pagan world, in the lives of an English Catholic family, half-paganized themselves, in the world of 1923–1939»).
Lo que me sigue pareciendo fascinante es ver en qué medida representa muchísimo más sin ser alegórica en sentido estricto. Otra cosa impresionante es que a mí me parece que en todos los personajes veo algo mío.

Waugh pensaba que menos de media docena de americanos la entenderían y que aunque el libro es teología de la difícil (“steeped in theology”) incluso los teólogos no reconocerían lo que él quería. Hizo una primera edición de trabajo de 50 ejemplares, que pasó a gente que pensaba que la entendería y tomó nota, por ejemplo de lo que le dijo Ronald Knox sobre el cierre de la capilla: "keep it simple". Más de Knox, que de primeras decía que los personajes no le gustaría conocerlos en la vida real y que concluía que al acabar el libro: todos el elenco, hasta Beryl, se pone en su sitio y el tirón de la caña que ocurre en las mismas entrañas de Metroland [un término para Londres] es increíblemente efectivo («once you reach the end…the whole cast—even Beryl—falls into place and the twitch of the thread happening in the very bowels of Metroland is inconceivably effective.»).

Hay un montón de detalles en el artículo, por ejemplo lo que dijo Waugh a Nancy Mitford de que Ryder como pintor era tan malo como Ostbert Sitwell. Ella le había preguntado si estaba del lado de Lady Marchmain y esta es la respuesta: No, no estoy de su lado, pero Dios sí, que aguanta a los tontos con alegría; y el libro trata de Dios («No I am not on her side, but God is, who suffers fools gladly; and the book is about God»).


----

Y ya que estoy con Waugh, os enlazo a un artículo artículo excelente que contextualiza muy bien la biografía de san Edmund Campion y las diversas ediciones por las que pasó. Merecerá la pena leer la edición crítica que está haciendo el autor del artículo.

miércoles, 17 de enero de 2018

Jerusalén 37 - aparecen los israelitas

De lo que llamamos «israelitas» los primeros restos hallados son, casi como siempre. cosas de cerámica. Me asombra el parecido con la que llamamos "cerámica popular" en muchos sitios de España:


Esto es una balaustrada del palacio real:

Y mirad cómo la arquitectura va lanzándose a la ornamentación


Esta inscripción aramea del siglo IX es importantísima porque menciona a la «casa de David»:


Y esto son restos de su palacio, de marfil. Fijaos en las flores de la izquierda:


De los interiores de los palacios de David, es también esta placa en marfil (que veis mejor aquí), del tipo de decoración:que parece que no le hacía ninguna gracia al profeta Amós:


Esto ya no recuerdo bien qué era, pero me parece que era para incienso:


El cuenco se usaba para recoger colectas para los pobres:


Y esto es para recoger incienso:


Hay una inscripción resaltada, con la palabra "sagrado", porque pertenecía al templo:


Esto son instrumentos musicales para honrar a Dios con música. En el medio, los címbalos:


Estas son flautistas y más figuras relacionadas con la música:


En esta carta en arcilla está la más antigua mención al templo de Salomón, todavía en pie:


Y le hice una foto a este tesorillo con lingotes de plata, que enterraron y no recuperaron:


Y aquí es donde creo que me quedé sin batería. Y se acabó mi memoria de lo que vi después, que fue una maravilla, ay.

Jerusalén 36 - Los cananeos

La sección de prehistoria fue una maravilla, pero acercarse a la atqueología histórica, y tocando la historia bíblica, fue mejor todavía. El país de las cananeos, explicaba un panel del Museo citando el libro del Éxodo (3.17), comprendía los hititas, amorreos, fereceos, heveos y jebuseos.

Yo me hago una idea de los ídolos a que tanto se apegaban también los israelistas con figuras así:




Esto era de un santuario pequeño, con esas piezas de basalto y una figura a la izquierda con una luna entre las manos:





Y pasando a las armas, puntas de lanza:


Cimitarras:


Dagas:


Piezas de cota de malla:


Es una gran idea ponerlas todas así juntas, es como un montaje de arte contemporáneo pero para algo valioso:


Se siente muy cerca Egipto:




martes, 16 de enero de 2018

Jerusalén 35 - Cetros y carneros (y leones) y burros

De figuras masculinas más o menos «presuntamente» divinas de ese mismo periodo, el calcolítico (6000-4000 a. C.), tambíén tenían:




Cetros muy chulos:


Un carnero:


Destacaba la casa de Arad, de principios de la Edad de Bronce. Lo de las ventanas era un adelanto que todavía no había llegado:


Estábamos al final de una sala y en el extremo había algo de otra época, unos leones de Yemen de hacia el 600 a. C. que os pongo aquí, porque también están muy bien. Son como los leones guardianes de Babilonia:




Pero continuando con milenios antes, era increíble una colección de osarios antropomórficos:






La domesticación de los burros hacia el 3000-2500 a. C.

Una foto muy buena la tenéis aquí. Y la de veces que se ha repetido este modelo en los últimos 5000 años.

Pego un gran salto, al 600 a. C., con hombres a caballo:


También dando un salto: de los filisteos, que vendrían de Chipre o la costa de Turquía, estas Figuras de culto ¿con lugar para incienso u ofrendas?


Estos son también posteriores, pero también son idolillos:

viernes, 12 de enero de 2018

Jerusalén 34 - tocando los inicios de la sociedad humana

Yo estoy disfrutando una barbaridad de volver a ver lo que vi en el Museo de Israel: ojalá consiguiera que os llegara un poco del entusiasmo que ahora me produce ver cosas como los balbuceos del arte de tejer y de hacer nudos:




Aquí tocáis los inicios mismos de la cerámica, hace diez mil años:


En un Museo español lees esas etiquetas y cuesta situarse; en Israel estás viendo cómo cada periodo responde a un paso del proceso de desarrollo de los hombres, que eso es lo conmovedor.

En el Museo había también una réplica del templo del leopardo, el lugar de culto más antiguo, de esos agricultores que empezaban a almacenar el grano y tejían cestos y anudaban hilos






Allí tienen esta imagen, para que os situéis:


Esto es el sitio, como dicen aquí un Stonehenge en pequeñito. Piedras puestas de pie reproduciendo al depredador que los perseguía. Aquí tenéis las fotos del sitio del desierto donde está.

El cetro de la cabra montés es, decían, un símbolo de la época calcolítica ("bronce-piedra"). Son cuatro cabras monteses y un carnero, hechos con la técnica de la cera perdida. Escalofríos me dan al pensar en su antigüedad y de los pasos de gigante que estaban dando con objetos como este:




También de los primeros objetos de bronce, esto que parece una corona y es un modelo de una construcción, como una maqueta, seguramente para usos rituales o funerarios:


De electro y oro puro, más que joyas, son lingotes esféricos, el amor al oro desde los orígenes de la humanidad


Esto era increíble, un hallazgo en una cueva de 429 objetos rituales de un templo del calcolítico:

href="https://1.bp.blogspot.com/-G7pM6kJxfw0/WjQHZgHJQDI/AAAAAAAAzsk/sqoVdYfs81o1HpSKMqwoX7edi4ZtNqcFACKgBGAs/s1600/DSC_5198.JPG" imageanchor="1">



Diosas de varias formas, de lo más geométrico y simplificado:


Esto es como Barbapapá:


A lo más realista:


Incluso embarazada:




Y mís favoritas, las de forma de violín